Featured
Aviso de privacidad
Spanish English French German

Por Carlos Brambila N. 

De frente nuevamente a las amenazas de Trump, de sacar a Estados Unidos del TLCAN, la defensa de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, a través de su presidente y director ejecutivo Thomas Donahue, quien declaró en la Ciudad de México que defendería el acuerdo en el Congreso de Estados Unidos y la postura de México, que se trata de buscar acuerdos equitativos para los tres países, pero en la mesa de negociaciones no en redes; se inicia en Washington, la cuarta Ronda de Modernización del TLCAN del 11 y extendida hasta el 17 de octubre.

Se espera que los temas ásperos se pongan en la mesa, después de dos rondas más o menos tersas y ya una tercera con mayor rispidez. Para conocer los detalles, Axópolis platicó con Juan Porras Brambila, presidente de CAREINTRA (Cámara Regional de la Industria de la Transformación), quien ha asistido a las tres rondas anteriores en el llamado “Cuarto de Junto” integrado por empresarios mexicanos.

Juan, es usted el representante del sector plásticos de Jalisco en el cuarto de junto y ha estado desde la primera ronda de negociaciones del TLCAN.

Sí, tengo la fortuna de asistir desde la primera ronda y ya en la tercera empezamos a ver otro tipo de planteamientos muy diferentes a las primeras dos.

Las dos primeras una especie de rounds de sombra, pero ya en la tercera se abordaron temas escabrosos.

Las dos primera rondas estuvieron muy enfocadas a lo que los negociadores de la Secretaría de Economía llaman “presentaciones conceptuales” son las presentaciones por parte de los equipos negociadores donde dan un panorama general de cómo les gustaría las materia relativas a cada capítulo y en la tercera ronda ya empezaron a aparecer los llamados “textos”, que son las propuestas formales de los equipos en las que se presentan las maneras y los mecanismos en que quieren manejar cada uno de esos capítulos y en base a estos textos se revisan por los otros dos equipos para empezar un estira y afloja de lo que sí se podría acceder a modificar y de lo que no. Esta parte es donde el “Cuarto de Junto” coadyuva con el equipo negociador de México, nosotros como representantes de los diferentes sectores económicos del país, les transmitimos la sensibilidad de lo que podría ser un punto de sesión, un punto de negociación o un punto de no negociación.

Después de tres rondas, ¿que temas le parecen peligrosos y que temas favorables para México?

Afortunadamente, al final de la tercera ronda el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la Ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland dieron por concluido el tema de las Pymes y esto es importante porque las estadísticas nos dicen que el 96% de las empresas en México son Pymes y en este capítulo se habló de colaboración, de cooperación e intercambio de información para que las pequeñas empresas puedan hacer negocios con sus pares en Estados Unidos y Canadá, en este tema quedan pendientes aspectos como el financiamiento, en eso tenemos desventajas muy marcadas. Este capítulo nos debe de servir como base para enviar a legisladores a buscar la manera de alinear las condiciones y mejorar a las Pymes.

¿Y en cuanto a los no favorables?

Bueno, tenemos los capítulos de lo que es propiedad intelectual, reglas de origen y la ya muy conocida cuestión de productos agropecuarios, también esperamos que se manejen temas que no benefician al país, pero este lapso entre tercera y cuarta rondas les ha dado el tiempo a los negociadores mexicanos para preparar las argumentaciones y negociar esas posturas.

¿En particular para Jalisco ve usted amenazas?

En particular hay cuestiones como el aguacate, que no ha tenido la misma fortuna que Michoacán, los representantes de este sector han estado trabajando intensamente para llegar al mismo nivel, se tiene que determinar las zonas que están libres de plaga y en este caso se está trabajando para demostrar que las zonas productoras de aguacate en Jalisco están también libres de plaga. Por otra parte, están productos como berries y tomates, que los productores norteamericanos están presionando mucho a sus representantes para contener la entrada de nuestros productos.

Se ha hablado mucho qué en caso de así convenir a nuestro país, podríamos levantarnos de la mesa ¿qué temas podrían ser estos?

Gravita mucho el tema de reglas de origen y el tema laboral, dado que sería muy difícil que el Tratado rigiera cosas como por ejemplo los salarios mínimos o los salarios para las empresas exportadoras, el salario corresponde más bien a la oferta y la demanda, que a un dictamen como serie el de un Tratado, porque no hay condiciones de competencia para que el mercado se abra.

¿Siente que a raíz de las declaraciones de Trump el tratamiento se endurezca?

Pienso que el tratamiento ha sido muy profesional de parte de los tres países, lo que va cambiando es la tesitura de las posturas de acuerdo al tema, los negociadores son estrictamente profesionales pero ya están sobre la mesa las propuestas más agresivas, obviamente esto va en función de las ideas, no de las actitudes, el tener argumentos, documentación, indicadores, todo lo que permita entrar en una negociación, al final los tres países tienen la misma opción de levantarse de la mesa si consideran que no hay condiciones equitativas.


fuente:axopolis.com